Publicidad Anúnciate en soldominicano. Pulsa aquí

El riesgo de Rondón está en los que aun no están presos

Víctor Manzueta Espaillat, periodista.

Víctor Manzueta Espaillat, periodista.

Si  me tocara estar en el pellejo de Angel Rondón, con la  acusación que pesa bajos sus hombros y su protagonismo en el entramado de corrupción de la multinacional Odebrecht, sabiendo que “no están todos los que son”, ya habría hecho un documento acusatorio con los nombres y pago de todos los que entregué sobornos.

Esa lista, la que sacaría varias copias, se la entregaría a su esposa e hijos, a su abogado y algún que otro amigo de confianza o familiar, para que si le sucediera algo en esa cárcel incontrolable, se diera a la publicidad y que la familia abriera una acusación contra los nombres de esa lista de los que aun no están presos.

Sería una manera de garantizar que nadie podrá organizar  un atentado contra su vida, para eliminarlo como testigo de cargo.

Qué es un testigo de cargo: ”Para ser testigo de cargo, la persona debe juramentar su probidad y emitir un testimonio que demuestre que los cargos efectuados en contra del acusado están plenamente fundamentados”, según Wikipedia.

Qué mejor testigo de cargo que Rondón, que conoce a quienes entregó sobornos de Odebrecht, en su papel de empleado de esa empresa brasileira.

De ese entramado sólo saben Rondón y quienes recibieron sobornos de sus manos que debieron ser entregados cara a cara.

Entre los que aun no han sido imputados, estarían quienes complotaran para hacer desaparecer un molestoso testigo y dejar a la justicia sin un informante para fundamentar los cargos en el proceso, por lo que el expediente se caería.

Si el Ministerio Público, que recomendó encerrar a Rondón en La Victoria no pensó qué riesgos correría el preso en una cárcel insegura, estaría obedeciendo órdenes “superiores” que desde ya estarían moviendo los hilos para suprimir la voz que podría inculparlos en los pagos de sobornos.

Desde hace rato el pueblo está señalando que en ese expediente  “falta gente” por los pocos imputados que recibieron US$92 millones que a la tasa de hoy hacen RD$432.400. millones una suma que por mas números que se hagan, es demasiado dinero para 14 imputados, lo que hace pensar que faltan muchos más que están calladitos y rezando para que alguien no se le ocurra mencionarlos.

Ahí está el peligro que corre Angel Rondón en La Victoria, una cárcel donde los sicarios no son poquitos.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *