Publicidad Anúnciate en soldominicano. Pulsa aquí

Yellowstone y “los campos ardientes”: así son los supervolcanes que devastarían a Estados Unidos y Europa

Los Campos Flégreos, en 1538 fue la última vez que hizo erupción los Campos Flégreos en las cercanías de la localidad italiana de Napoli.

Los Campos Flégreos, en 1538 fue la última vez que hizo erupción los Campos Flégreos en las cercanías de la localidad italiana de Napoli.

ESTADOS UNIDOS.- El supervolcán ubicado en el Parque Nacional de Yellowstone en Estados Unidos entra en erupción cada 600 mil años. Lamentablemente, de acuerdo a los cálculos científicos, ese es el período de tiempo que ha pasado desde el último episodio de este tipo, por lo que existe preocupación sobre lo que podría acontecer en el país norteamericano.

Por su parte, en 1538 fue la última vez que hizo erupción los Campos Flégreos en las cercanías de la localidad italiana de Napoli. También conocidos como “los campos ardientes”, es la mayor caldera volcánica del mundo y si llega a tener actividad podría generar devastación en Europa.

Luego que la Nasa advirtiera hace unos meses que el mayor peligro que existe en la Tierra no son los asteroides, sino que los supervolcanes, la mirada se centró en estas cámaras magmáticas que son mil veces más superiores que las de un volcán normal.

En ese sentido, Brian Wilcox, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa en el Instituto de Tecnología de California, señaló a BBC en agosto pasado, que “yo era miembro del Consejo Asesor de Defensa Planetaria de la Nasa, un grupo que estudiaba formas de defender el planeta de asteroides y cometas. Pero llegué a la conclusión de que la amenaza de un supervolcán es sustancialmente mayor”.

En ese punto, se centró en el peligro que representa Yellowstone: (Prevenir la erupción) requiere que la comunidad científica invierta el poder de su mente, pero tiene que hacerlo ya”. Para esto, dio a conocer dos planes que podrían ayudar a evitar esta tragedia: perforar hasta 10 kilómetros por debajo del supervolcán o bombear agua a alta presión para enfriarlo. Ese último punto haría que el agua bombeada al interior del macizo regresaría a una temperatura de alrededor de 350 grados Celsius. El problema es que el monto de estos superarían los US$3.460 millones, además que los trabajos se deberían extender por años.

De acuerdo al Índice de Explosividad de Volcanes, Yellowstone tiene un 8. Comparándolo, sería 10 mil veces peor que la erupción del monte Santa Helena en 1980 en Estados Unidos en donde murieron 57 personas, barriendo de paso con 338 kilómetros de bosques. Ese episodio está cifrado con un 4 en la mencionada escala. En términos simples, sería “mega colosal”.

Y así sería también una erupción de los Campos Flégreos. De acuerdo a un artículo de la BBC, existe “una repentina aceleración de los procesos que causan deformación y calentamiento dentro de la caldera obligó al gobierno italiano a elevar el nivel de amenaza en diciembre de 2016″.

“Los Campos Flégreos se encuentran en estado crítico. En términos probabilísticos, esperamos algo llamado ‘erupción estromboliana violenta’, que es relativamente menor a lo que denominamos una supererupción”, sostuvo el experto del Instituto Nacional de Geofísica y Volcanología de Bologna, Antonio Costa.

Justamente una supererupción es lo que ocurrió hace 39 mil años, llegando las cenizas hasta Rusia, a unos dos mil kilómetros de distancia. Además, expulsó rocas hasta a 70 kilómetros de altura en la estratosfera y provocó la extinción de los neandertales en diversas zonas del Viejo Continente.

El problema es que no se sabe a ciencia cierta cuando podría ocurrir un fenómeno de este tipo, por lo que expertos estudian ambos supervolcanes. Lo único claro es que tarde o temprano, ocurrirá.

 

Yellowstone.

Yellowstone.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *