Publicidad Anúnciate en soldominicano. Pulsa aquí

Nuria Piera y Franklin Guerrero, con Venezuela, al son del imperio

 Miguel Espaillat Grullón, es escritor y político. Reside en Nueva York.

Miguel Espaillat Grullón, es escritor y político. Reside en Nueva York.

Preliminar:

A- mis condolencias y solidaridad con todos aquellos que han perdido familiares, seres queridos, amigos del alma y bienes, con los ciclones y terremotos que en este tiempo han azotado a nuestra Tierra. Paz a los muertos y fuerza a los vivos.  Pero como la vida continua, ha seguidas mi artículo de hoy.

 

B- Raúl Zibechi, escribiendo sobre Venezuela, en unos de sus artículos nos relata lo siguiente: Desde el golpe de estado de abril de 2002, la injerencia de Estados Unidos (EU) en Venezuela debería estar fuera de discusión. Probablemente haya comenzado antes de esa fecha, pero podemos tomarla como punto de inflexión y de no retorno. De ahí en más, la política de la Casa Blanca ha sido la de poner fin a los gobiernos chavistas, ya sea por la vía de los golpes o por caminos indirectos, pero con los mismos fines.  (Fin de la cita).  Al respecto, me aplico a relatar parte de los motivos y conexiones de esa historia, para que les sirva de referentes a Nuria Piera y a Franklin Guerrero en sus próximas exposiciones, respecto a las relaciones de Venezuela con el imperio.

 

1- Hugo Chávez asumió la presidencia constitucional de la República Bolivariana de Venezuela el 2 de febrero de 1999.  Dos años y dos meses después (12 de abril de 2002), ese Presidente fue víctima de un golpe de estado, que apenas duró 48 horas, al término de las cuales, Chávez fue instaurado de nuevo, gracias a una rebelión popular y militar que exigió su restitución.  No obstante, las conspiraciones para derrocarlo siguieron siendo intensas soterradamente.  Después, el golpeo a la economía fue el recurso supremo más empleado por el imperio y los enemigos internos del chavismo para socavar las bases del gobierno y la Revolución Bolivariana encabezada por Chávez.  En ese tenor, la ruina y quiebra de la compañía “Petróleos de Venezuela” (PDVSA), pasó a ser el objetivo supremo a lograr.  Para esa meta, los enemigos internos y externos del chavismo, siempre confabulados, se dieron al sabotaje de las operaciones de esa petrolera con un plan terrorista llamado “paro petrolero”, que produjo unos 10 mil millones de dólares de pérdida en dos años consecutivos.

 

2- Ese “paro general indefinido”, con sabotaje, es decir, con acciones terroristas, exigiendo la renuncia de Hugo Chávez a la presidencia de Venezuela, fue orquestado por el imperio en consonancia con las transnacionales petroleras, como también, con los partidos de oposición, las empresas privadas representadas por Fedecámaras, varios sectores de la sociedad civil burguesa venezolana y hasta por la iglesia católica de aquel país, cuya jerarquía, aún tiene una mentalidad medieval. Por consecuencia de este paro, la producción de crudo, así como las actividades de refinación y comercialización cayeron en más de 90%.  Es ilustrativo traer a colación, que parte de los trabajadores de PDVSA que se sumaron a este sabotaje terrorista, después de superado el problema, muchos de ellos (hombres y mujeres), se vieron precisados a salir del país.  A nuestra República Dominicana han venido a parar muchos de ellos, donde para subsistir, se han dedicado hasta a vender en las calles, arepas de maíz, que ellos mismos producen.

 

3- No es aventurero predecir, que cuando en nuestra República Dominicana caiga el peledeismo (y tendrá que caer), también, miles de peledeistas comprometidos con la corrupción rampante, tendrán que salir del país, quienes donde quiera que lleguen, se harán las víctimas antes quienes no sepan los motivos por los cuales fabricaron el futuro que  los llevó a ese éxodo, tal como hoy les ha tocado en este tiempo a los venezolanos que participaron en el golpe de estado contra Chávez, en el sabotaje aludido a PDVSA, en las guarimbas, en el uso de bombas molotov, y hasta en quemar a personas vivas, por el simple hecho de parecer tener un perfil chavista.

 

4- Después del efímero y fallido golpe de estado contra Chávez y de la recuperación de PDVSA, la conspiración contra la Revolución Bolivariana y su líder, y ahora contra el Presidente Nicolás Maduro, ha seguido a toda máquina, siempre poniendo en práctica las cinco etapas del llamado “Golpe Suave”, ideado por el politólogo norteamericano Gene Sharp, para derrocar a un gobierno insumiso a los designios de los imperios (al norteamericano y europeos), y a las oligarquías nacionales colonizadas.

 

5- El libro “De la dictadura a la democracia”, (democracia según la concibe el imperio, ME) del politólogo norteamericano Gene Sharp, es un manual que contiene las tácticas y estrategias a poner en práctica por el imperio y sus transnacionales (principalmente las petroleras), cuando decide derrocar a un gobierno que no acoge la versión de democracia, que el imperialismo concibe para nuestros países, en lo que cuenta, la entrega de los recursos naturales  y que el poder detrás del trono sea Washington y su embajador asignado al país a saquear (es decir, al país conminado a “democratizarse”).  Este manual contiene y explica 198 acciones a ejecutarse en cinco planes.  En ese libro, su autor plantea lo siguiente: “La naturaleza de la guerra en el siglo XXI ha cambiado.  Nosotros (los imperialistas), combatimos con armas psicológicas, sociales, económicas y políticas a un régimen que queremos derrocar”.  La guerra “cuerpo a cuerpo” no es eficaz en este tiempo, además, ella implica enormes costos económicos por la movilización de ejércitos.  Con esta guerra no convencional, apostamos al debilitamiento gubernamental hasta la fractura institucional.  Esto se puede lograr en cinco etapas.

 

Aplicación de las cinco etapas del golpe suave, primero contra Chávez y ahora contra Maduro y la Revolución Bolivariana. 

 

6- Desde que Hugo Chávez llegó legítimamente al poder, y después con el presidente Nicolás Maduro hasta la fecha, se han estado aplicando al pie de la letra las cinco etapas del “Golpe Suave, o Blando”, con los objetivos, primero, para derrocar a Chávez, y ahora a Nicolás Maduro.  Dele el lector un repaso a todo lo acontecido en los dos periodos presidenciales aludidos, y se dará cuenta, que todos los actos violentos y fatales que han estado sucediendo en todo ese tiempo en Venezuela, se corresponden exactamente con las cinco etapas que usa el imperio y sus aliados para derrocar a un gobierno rebelde, en este caso, al gobierno bolivariano de Venezuela.

 

7- Los países latinoamericanos han sido víctimas, primero, de los crueles y codiciosos imperios europeos, y después de los norteamericanos sajones, quienes con la doctrina Monroe (América para los americanos), han sido tan codiciosos y crueles, como los europeos.  Con sus más de 70 invasiones, guerras convencionales, cruentos golpes de estado, Plan Cóndor, instauración de dictadores ladrones y asesinos, entrenados en sus escuelas para matar, torturar y reprimir, y ahora con las guerras económicas, químicas, bacteriológicas, psicológicas, golpes estados suaves y parlamentarios, saqueo de recursos naturales, terrorismo de estado, han demostrado esa crueldad y codicia infinita.   Así lo fueron, en los pre y pos períodos del derrocamiento de Jacobo Arbenz, Salvador Allende y Juan Bosch, y en los centenares de golpes de estado dado a gobernantes democráticos como ellos, para en cambio, instalar en el poder a Sátrapas como lo fueron Trujillo, Duvalier, Batista, los Somoza, Vicente Pérez Jiménez, Strossener, Ríos Montt, Videla, Pinochet y muchos más demonios vivientes como estos.

 

8- En un tiempo pasado cuando el imperio quería derrocar a un gobierno que le era incontrolable, lo tachaba de “comunista”, pero en esta época, lo hace tachándolo de dictador, terrorista y narcotraficante, o se busca cualquier motivo, para llevar a cabo el propósito del derrocamiento.   Por tales razones y propósitos, meten en esa categoría de “dictadores”  a Evo Morales,  a Daniel Ortega y a Rafael Correa; y de refilón, a Dilma Rousseff, pues es bien sabido como el imperio, entre bambalinas, metió las manos para que esta gobernante fuese destituida por un “Golpe Parlamentario”, una modalidad del “Golpe Suave”,  aplicado también  anteriormente, para sacar del poder a Fernando Lugo, Manuel Zelaya y Cristina Kirchner, aunque esta última no fue con golpe parlamentario, sino, con un golpe difamatorio de prensa.  En este contexto ya es historia que a Chávez le etiquetaron el sambenito de dictador pese haber ganado 17 elecciones de 18; lo mismo están haciendo con Maduro, quien ha llegado al poder por medio al voto popular.  Lo grande del caso es, que llaman dictadores a los gobernantes que defienden los recursos naturales de sus respectivas patrias y que se oponen al neoliberalismo; mientras que a los verdaderos terroristas y dictadores, los llaman “luchadores por la libertad”.

 

9- En la guerra actual contra Venezuela, están asociados con los imperios, Rex Tillerson (Jefe de la política exterior norteamericana y ex gerente general de la Exxon Movil), los congresistas cubanos de mayor jerarquía política  radicados en Miami, Israel y su sionismo, George Soros, Henry Kissinger, las transnacionales petroleras como, Exxon Móvil, British petroleum, Royal Dutch Shell, Chevron, Petrobras, Saudi Aramco, etc., los grandes bancos, los Rockefeller, los Rothschild, Wall Street, los iluminati, el complejo Militar Industrial, la iglesia católica de Venezuela, el Club Bilderberg, los sádicos jeques dictadores de Arabia Saudita, los imperios europeos, los reyes, príncipes y nobleza en general de ese viejo continente.  También, están asociados con los imperios para barrer con el chavismo, varios Presidentes neoliberales (Pedro Pablo Kuczynski, Juan Manuel Santos, Enrique Peña Nieto, Juan Orlando Hernández, Michel Temer, Mauricio Macri, etc.), expresidentes (Vicente Fox, Alejandro Toledo, Julio María Sanguinetti, Sebastián Piñera, Álvaro Uribe, Andrés Pastrana, etc.,).  Primer ministros (Benjamín Netanyahu, Emmanuel Macron, Theresa May, etc.), exprimer ministros (José María Aznar, Felipe Gonzales etc.), artistas (cantantes) del sistema, escritores conversos como Vargas Llosa, y decenas de periodistas mercenarios al servicio del capitalismo neoliberal.

 

10- Trump declaró en la ONU: “Mi política exterior no está guiada por ideología, sino, guiada por resultados, que consiste en un realismo de principios, basados en objetivos, intereses y valores compartidos.   Los países no pueden ser espectadores de la historia y ser complacientes ante el problema del terrorismo y de un pequeño grupo de regímenes rebeldes como Corea del Norte, Irán y Venezuela.  Estados Unidos, como un vecino responsable y amigo de Venezuela, así como otras naciones, tenemos un objetivo en cuanto a Venezuela y sus habitantes.  Ese objetivo es, ayudarlos para volver a ganar su libertad, recuperar el país y restaurar su democracia.  Estamos listos para adoptar acciones futuras si el gobierno de Venezuela persiste en su camino para imponer un régimen autoritario contra el pueblo venezolano.  Si los muchos honestos no se enfrentan a los pocos malvados, entonces el mal triunfará”.  (Fin de la cita de Trump).   Este es el mismo discurso que en una intensa propaganda se repite en los medios de comunicación constantemente, previo al derrocamiento de un gobierno, que ha sido decidido a sacarse del poder por la CIA, el Pentágono y el Departamento de Estado, muchas veces azuzados por  las transnacionales, especialmente las petroleras.

 

La actuación contra el actual gobierno venezolano de la prensa globalizada al servicio de los imperialistas y las oligarquías nacionales colonizadas.

 

11- El mundo, anteriormente no se había dado una campaña de prensa tan agresiva, intensa y sucia, como la que ha realizado contra el chavismo.  A Chávez, le etiquetaron el sambenito de “dictador” y violador de los “Derechos Humanos”, y lo descalificaban para ser presidente por su origen de cuna humilde y por ser antineoliberal.   Ahora, también tienen la misma campaña contra Nicolás Maduro.  “Lo de dictador, inepto, masburro, violador de los derechos humanos”, repetido miles de veces, pasa a parecer cierto, ante los millones de iletrados que les llega este mensaje retorcido a través de CNN, NTN, cadena Fox, Univisión, Telemundo, BBC, y a través de las miles de emisoras de radio, televisión, internet y otros medios de comunicación de alcance mundial, cuyos propietarios son banqueros, los dueños de las transnacionales, y de las oligarquías y burguesías con mentalidades colonialistas y neoliberales.  El colmo de los colmos de esta campaña es, que a través de estos medios se ha estado vendiendo al mundo la falsa, de que todos los venezolanos quemados vivos (29 en total), los policías y civiles asesinados y golpeados, mas todos los daños causados por la oposición a las propiedades públicas y privadas en sus protestas violentas con terrorismo, son de la autoría del gobierno.  Es el colmo de la perversidad.

 

12- En esta infame campaña, esos medios de comunicación, no cesan de emitir noticias falsas, retorcidas, manipuladas, que afectan al gobierno de Venezuela y la imagen de sus gobernantes. Usted entra a uno de estos medios y ve como las noticias, comentarios, opiniones, titulares, editoriales, caricaturas, etc., son hechos con premeditación y alevosía para generar confusión y ansiedad en el pueblo, como también, para difamar, combatir, atacar, desacreditar a Nicolás Maduro y a la Revolución Bolivariana.  Nos dan “Nicolás Maduro “dictador y violador de los Derechos Humanos”, hasta en la sopa, noche y día, mañana, tarde y noche.  Para nada sacan a relucir los males ancestrales que hay por montones en otros países, como Haití, República Dominicana, México, Perú etc.; pero tampoco informan de los logros que han tenido Bolivia con Evo Morales, Ecuador con Rafael Correa y Argentina con los Kirchner.

 

En esta embestida contra Nicolás Maduro y la Revolución Bolivariana, hasta Nuria y Franklin Guerrero bailan al son del imperio 

 

13-, En el programa “Nuria Información Periodística”, sección “foto-crónica”, trasmitido en la noche del pasado sábado 16 del presente mes,  el periodista Franklin Guerrero, narró la reunión cuadripartita que hubo entre la oposición venezolana, una comisión de funcionarios de alto nivel del gobierno venezolano presidida por Delcy Rodríguez, presidenta de la actual “Asamblea Nacional Constituyente”, el Presidente dominicano Danilo Medina y altos funcionarios de su gobierno, y el representante del gobierno español, el exprimer ministro José Luis Rodríguez Zapatero.  Esa reunión persigue llegar a un acuerdo entre el gobierno venezolano y la oposición de ese país, para poner fin a las diferencias políticas que han creado la crisis de gobernabilidad por la que atraviesa esa nación, que está luchando para lograr su soberanía, puesto que el imperio quiere que Venezuela siga siendo la colonia de antaño, que saquearon durante cien años.

 

14- En ese reportaje, Franklin Guerrero tildó repetidas veces al Presidente Nicolás Maduro de “dictador”, y trató con epítetos burlesco a Delcy Rodríguez, llamándola “la cotorra de Maduro”.  Con esa manera, irrespetó a ambos venezolanos.  A Maduro, porque él no es ningún dictador, sino, el Presidente Constitucional de Venezuela, ya que fue elegido por el voto popular en unas elecciones democráticas.  Y a Delcy irrespetó, tanto por su condición de mujer, como por la alta envestidura que ostenta; además, el periodista Guerrero no tuvo en cuenta, que nosotros (la RD) somos los anfitriones de ellos, y que como tales, debemos de comportarnos con la educación y la consideración debida con nuestros huéspedes, mucho más, tratándose de un protocolo de asuntos entre estados.

 

15-Entendemos, que un asunto tan importante, delicado y hasta sagrado, como es la búsqueda de la solución a la grave crisis de gobernabilidad que está enfrentado Venezuela, por las desavenencias y pugnas al rojo vivo entre el gobierno de ese país y la oposición, debe ser de alta prioridad y consideración para todos los latinoamericanos, y en consecuencia para todos los dominicanos, quienes además, debemos sentirnos orgullosos de que se haya escogido a nuestra patria como sede para el dialogo cuadripartito referido, que busca que el gobierno y la oposición Venezolana diriman sus diferencias con nosotros como intermediarios y árbitros, para que las partes en pugna, lleguen a un acuerdo que permita la conciliación entre ellos y por ende, lograr la ansiada paz a esa República Bolivariana.   Siendo así, no es prudente, ni de lugar, ni juicioso, ni sabio, parcializarnos hasta ofender a una parte de los integrantes de ese dialogo (en el caso que nos ocupa a la parte que representa al gobierno de Venezuela) con desconsiderados epítetos, ni con retoricas cizañosas, que encienden más la hoguera de la discordia.  La hora es para un encuentro constructivo, para un dialogo de entendimiento.  Mal harían los que pretendan sabotear ese encuentro y ese dialogo, que busca la paz definitiva, para ese país hermano que tanto nos duele.

 

16- Todas las informaciones históricas que he vertido en este trabajo, están relacionadas con la guerra desatada contra la Venezuela chavista, y lo hago, en interés de que cuando cualquier periodista diserte sobre la patria de Bolívar emitiendo juicios de valores, antes de hacerlo, tome en cuentas estos datos como referentes, para que no incurran en hacer un periodismo panfletario, mercenario, y amarillista,  y porque creo, que no es justo que profesionales con la calidad moral y prestigio de Nuria Piera y Franklin Guerrero, por equivocación, o por presión, hagan causa común con reaccionarios recalcitrantes, como Mario Vargas Llosa, José María Aznar, Jorge Ramos, Andrés Oppenheimer, Carlos Alberto Montaner, Jaime Bayly, Patricia Poleo y otros de esa calaña; y con  los presidentes, expresidente,  ministros y exministros y periodistas citados, que la palabra perversidad, se queda corta para describirlos.   Y si lo están, tienen que revisarse.

 

A los lectores les dejo la palabra.

 

 

 

 

Nuria Piera y Franklin Guerrero, con Venezuela, al son del imperio 

Por Miguel Espaillat Grullón   New York, NY 22/9/2017

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *