Publicidad Anúnciate en soldominicano. Pulsa aquí

Cuando destituyeron a Manolín

Chichí de Jesús, abogado, escritor y periodista.

Chichí de Jesús, abogado, escritor y periodista.

La independencia con que siempre actuaba el dirigente reformista, Dr. Manolín Jiménez Rodríguez, nunca fue del agrado del Presidente Joaquín Balaguer.

El gobernante no estuvo de acuerdo con los resultados de la convención de su partido que en 1970 escogió a Mandolín candidato para sustituir a Guarionex Lluberes en la sindicatura del Distrito.

Las continuas objeciones de Balaguer llegaron a su climax luego que el funcionario municipal cuestionara duramente al gobierno a raíz de la muerte de la estudiante Sagrario Díaz Santiago. Semanas después, con ocasión del Día del Periodista, en abril de 1971, el Síndico ofreció un agasajo en el salón de sesiones del Cabildo y allí lanzó fuertes improperios contra Balaguer y su gobierno. Esa intervención erizó el sentir del Presidente y de militares de la tendencia del general Nivar Seijas, puesto que a Jiménez Rodríguez lo ubicaban en torno al general Pérez y Pérez.
Balaguer y sus colaboradores se reunieron en sesión permanente para articular formas de “sacar” a Manolín de la Sindicatura. En el grupo se destacaba el viejo “zorro” de la política vernácula, el abogado barahonero Polibio Díaz. Y cuando se tomó la decisión final Balaguer y Polibio resaltaron la estrecha amistad y la confianza de que gozaba el diputado reformista por la provincia La Altagracia (Higüey), Lic. Amable Botello, a quien seleccionaron para que presentara la moción mediante la cual se despojaba a Manolín de la Alcaldía del Distrito.

Después de una breve conversación telefónica con Polibio, Botello fue trasladado en helicóptero desde Higüey hasta el Palacio Nacional, donde le impartieron las instrucciones correspondientes.

Desde tempranas horas de la mañana del 26 de abril de 1971, hace ahora 47 años, en el Congreso Nacional imperaba un inusitado movimiento que mantenía absortos a todos los presentes. Solamente Botello y el presidente de los Diputados, Dr. Patricio Badía Lara, conocían a plenitud el alcance de la Sesión Extraordinaria que había convocado en la víspera, cuyo único punto era la acusación de Balaguer contra Manolín de “conspirar para derrocar el gobierno y tratar de conquistar altos oficiales de las Fuerzas Armadas para establecer un régimen de facto con apoyo militar”. Como testigo de la trama Balaguer citó al general Adriano Valdez Hilario. En lugar de Jiménez fue nombrado el reformista Juan Rafael Estrella Rojas (Papi).
El Dr. Luis Mejía, padre de Luisín y Henry Mejía, que al igual que el autor de esta nota trabajaba en la Secretaria de Agricultura, en el Centro de los Héroes, me invitó a pasar al Congreso “donde se discutirá un caso muy delicado”. La historia constitucional dominicana no registra otro caso de juicio político a un funcionario municipal, como el de Jiménez Rodríguez, quien en su juventud fue designado por Trujillo diputado por el Distrito Nacional.

manolin

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *