Publicidad Anúnciate en soldominicano. Pulsa aquí

Mi propuesta a Vincho Castillo para la defensa de la soberanía

Miguel Espaillat Grullón, es escritor y candidato a diputado de Ultramar, reside en Nueva York.

Miguel Espaillat Grullón, es escritor y candidato a diputado de Ultramar, reside en Nueva York.

Cuando el Dr. Castillo habla, especialmente cuando lo hace defendiendo nuestra patria contra sus enemigos, hay que ponerle atención, pues su currículo en ese sentido, lo acredita como uno de los dominicanos que más ha aportado en la construcción de la excelente democracia que disfrutamos los dominicanos.
En ese tenor, el Dr. Castillo, desde los tiempos de Trujillo, en que llegó a diputado elegido por una “mayoria abrumadora del voto popular”, ha dado muestras de ser, “uno de esos grandes dominicanos de antaño, como lo fueron, nuestros sacrificados patricios y posteriores revolucionarios”. En aquellos tiempos de diputado, como ya expuse elegido por una abrumadora mayoria, Vincho, no dudó ni por un momento, el apoyar a ese “gran adalid de la democracia dominicana”, llamado Trujillo, quien se ganó por sus “heroicos hechos a favor de la libertad y los derechos humanos”, el titulo de “Benefactor y Padre de la patria nueva”.
En aquella “Era Gloriosa”, nuestro Vincho, “puso en peligro sus bienes, su vida y las de los suyos, al atacar a los traidores a la patria de aquellos tiempos”, es decir, a todos los antitrujillistas, como lo fueron, los panfleteros de Santiago, los invasores que llegaron por Constanza, Maimon y Estero Hondo y posteriormente, a Manolo Tavárez Justo, las hermanas Mirabal, al Dr. José Francisco Peña Gomez, a periodistas y a todos los perredeistas de antigua militancia; y hasta al mismo Bosch, atacó Vincho en un momento.
En estas arremetidas de ataques a los vende patrias, y defensas a sus mejores hijos, no podía faltar la hecha al civilista Félix Bautista, en lo que el Dr. Castillo argumentó: “El expediente contra Félix Bautista, no es jurídico, sino, mediático”. “La única intención del Ministerio Público (Domínguez Brito), es destruir la imagen del brazo operativo del Dr. Leonel Fernández, a través de los medios de comunicación, porque tiene claro, que judicialmente ese expediente es un nati-muerto.
También cabe recordar en este texto, que nuestro Vincho, defendió al patriota Ramoncito Báez, contra la infamia de atribuírsele, haber quebrado el Baninter.
Con la exposición precedente, podemos colegir, que el Dr. Castillo, siempre ha estado defendiendo los mejores intereses de la patria y a quienes han defendido esos intereses, pero tambien, podemos deducir, que el Dr. Castillo es un apasionado de la justicia, de la verdad, y un defensor de los mejores hombres de la patria, y que es una persona mesurada en sus juicios, que es un gran conciliador de gran humanidad y muy respetuoso de los que disienten de sus criterios.
En esta cruzada nacionalista y patriotica el Dr. Castilo no está solo.
Para suerte y grandeza de la nación en esta cruzada para defender la soberania del pais, el Dr. Castillo no está solo. Ademas de connotadas damas, de verbo exquisito como Doña Consuelo Despradel y muchisimos periodistas más, que desinteresadamente, sin recibir un centavo, sacrifican su tiempo, sus bienes y hasta su misma vida en pos de esta causa, el Dr. Castillo cuenta con prestigiosos artistas populares que se han sumado a la defensa de la soberania nacional. Entre estos, tenemos a Johnny Ventura, Fernadito Villalona y varios cómicos y raperos.
Como es bien sabido, Ventura ha sido el mejor sindico que ha tenido la capital de la República, y es dueño de cualidades morales y civicas intachables, y acreedor de profesar lealtades a principios políticos de manera pulcra e incontrastables.
Varios cómicos y raperos son otros que se suman a esta defensa a la soberania dirigida por el Dr. Castillo y sus perinclitos hijos. Algunos de ellos, han producido un video que han titulado: “Los dominicanos somos racistas”. Estos videos contradicen los criterios que sobre el problema de Regulacion y de la desnacionalizacion de dominicanos de descendencia haitiana tienen connotados juristas como: Negro Veras, Cristóbal Rodríguez, Isabel Bonilla, Katia Miguelina Martínez, la politóloga Rosario Espinal, el sociólogo, Dr. Rubén Silié Valdez, periodistas como Huchi Lora, Marino Zapete, Juan Bolívar Díaz, Fausto Rosario, Sara Pérez, y el filósofo y jurista español, Manuel Atienza Rodríguez, entre otros tantos.
Otro de los que se han sumado a esta defensa de la soberania nacional iniciada por el Dr. Castillo, es nuestro querido Fernandito Villalona. Al efecto, el interpreta un merengue con un estribillo que reza: “en esta tierra no caben dos banderas”. Según algunos entendidos en semántica política, este estribillo tiene un populismo perverso, que está concebido maliciosamente para sembrar cizaña de la mas dañina con este mensaje morboso y distorsionador de realidades, que despierta un falso patriotismo, en un pueblo ignorante de su propia historia. Pero además, -contradicen otros- esto no es cuestion de dos banderas, sino de muchas, pues donde no están las banderas del amor, del saber, de la solidaridad, de la confraternidad, de la tolerancia, de la justicia social y juridica, no hay humanidad, ni patria, ni esperanzas de ella, muchos menos de soberania.
Pero nada, sabemos que los cómicos y raperos aludidos, lo mismos que Johnny Ventura y Fernandito, son intelectuales del saber jurídico, por lo que, los intelectuales aludidos, son chivitos antes estos artistas. Por ejemplo, Fernandito, hizo doctorado en estos temas patrioticos y migratorios, desde cuando fue balaguerista y en sus opíparas cenas con Carlos Morales Troncoso, lo mismo que cuando estuvo en New York, gastando un millon de dolares en cosas que potencian la inteligencia, el intelecto, la capacidad cognoscitiva, la sabiduría y el sentido de la justicia.
Para más, por aquí en New York, a esta tropa de patriotas, se han sumado decenas más para la defensa de la Soberanía Dominicana, entre ellos, un abogado que aparece en los medios opinando con el nombre: Remulus Della Valle. De los negros, alguien opinó: “los negros son “comía” de puerco, y este Remulus lo secundó, con un: “no ofendas a los puercos”. Con esta humanidad, de seguro, que la soberanía de la patria, va por buen camino.
En este ambiente del más “genuino patriotismo’, hemos de reconocer, que Dios todopoderoso, amoroso y misericordioso con nuestra nación, le ha dado larga vida al Dr. Castillo y unos “hijos maravillosos”, que han heredado de su padre el “patriotismo y el nacionalismo mas acrisolado”, para que como una “sagrada familia”, sigan mancomunados defendiendo a nuestro pueblo de “sus traidores” que atentan contra nuestra soberanía, pero también defendiéndo a sus mejores hijos.
Vincho, en estas aseguró: “ni en el tiempo de Pedro Santana, con la anexión a España, la República Dominicana vivió una situación tan peligrosa como la de hoy, en lo que se está fraguando la disolución de la patria”. Para revertir esta campaña internacional de descredito, Vincho ha propuesto al “patriota Leonel Fernández”, para liderarla, quien según él, representa el mejor activo para esta defensa.
Vincho, ha hecho este llamado solemne, desde el Altar de la Patria, junto a los suyos. Al efecto afirmó, que cuando la patria está en peligro, no debe haber diferencias personales, a lo que yo añado (porque se le pasó), que tampoco debe haber diferencias políticas.
Ahora bien, aunque por causas diferentes, yo estoy totalmente de acuerdo con los Vinchos y todos los artistas y personalidades referidas, en defender la soberanía nacional, pero bajo el entendido, de que ciertamente, ésta, está en peligro, mas que cuando Pedro Santana con la anexión, pues nunca antes se había hipotecado el país, y con ella la soberanía nacional, con la exhorbitante deuda de casi 40 mil millones de dólares, contraidas por los patriotas, Leonel y Danilo.
El desmedro de nuestra soberanía, no solo se trata de una colosal deuda en dólares, impagable, sino también, de que le hemos regalado nuestro suelo patrio lleno de oro y otros metales, no a Haiti, sino a otras potencias. En este regalo se incluye, presas, ríos, montes, bosques, valles, fauna, flora, playas, montañas, carreteras, aire, tierra, mar, empresas estratégicas, todas nuestras potencialidades económicas, y aun, nuestra dignidad como nación.
Pero ademas, el pais hay que rescatarlo del narcotráfico, y de los que lavan fortunas mal habidas, cuyos capos pisotean y mancillan nuestra soberanía. También, el país hay que rescatarlo culturalmente de una mayoria que escribe y lee malísimo nuestro idioma, más no así el inglés. Hay que limpiar nuestras ciudades de nombres con negocios en ingles; pues esto atenta contra nuestra identidad cultural.
El Dr. Castillo, hablando de iniciar su contraofensiva al descrédito internacional para hacer valer nuestra soberania, no ha tocado este trascedental tema de la deuda, cuya exclusión, convierte en un un bla, bla… o en una marejada de humo… su contraofensiva para hacer prevalecer la soberanía nacional, dado que con esa defensa, él, ni nadie, nada resolverá, ni aportará, a la cacareada soberanía. En vez de esos dimes y diretes, para resolver el real problema de la soberanía, yo propongo, rescatar todo el dinero robado de las manos consabidas, para con ese capital, pagar la deuda de los casi 40 mil millones de dolares, la cual, realmente, sí está destruyendo los cimientos de nuestra soberanía, y con ello, nuestra libertad, conquistas democráticas y dignidad como nación, alcanzada a través de tanta sangre derramada de sus mejores hijos.
También propongo al pueblo, que abra los ojos, porque una gran mayoría se está dejando manipular por una campaña que versa sobre nacionalismo, patriotismo y soberanía, precisamente, por gente antinacionalista y antipatriotica, y que le importa un bledo eso de soberanía, porque soberanía para ellos es, todo el dinero y posesiones que puedan conseguir. La gente que ha llevado el país nuestro al desastre que es hoy, necesita una respuesta contundente del pueblo, con la cual elimine del poder a todos estos malhechores. En estos momentos, eso solo es posible con la unión de todos, en una convergencia de partidos, liderada por el PRM y su candidato Luis Abinader, quien tiene una árbol genealógico de decencia y honradez, por lo que no irá al poder a saquear y a pisotear nuestra soberanía nacional, tal como lo han hecho todos los defendidos por el Dr. Vincho Castillo.
A los lectores, al pueblo en general, a los Vinchos y demás citados, dejo mi propuesta, y a la vez la palabra.

Posdata: De nuevo vuelvo a reafirmar mi apoyo total a la Regulación migratoria que se ha inciado, siempre que se haga con apego a leyes justas y a los derechos humanos. Pero bajo ninguna circunstancia, apoyo ni apoyaré, la infame Sentencia 168/13, que desnacionaliza dominicanos de ascendencia haitiana, que tienen ese derecho en el jus soli, y en 100 años de haberse asentado sus ancestros en nuestra media isla, en lo que han sido explotados inmisericordemente y ahora desconsiderados, porque son negros y pobres, despues de haber todos ellos contribuido vigorosamente a la economía del país, y a hacer ricos a mucho militares y politicos tratantes, y a todos los barones del azúcar. Las injusticia, no van conmigo. Esa practica se la dejo a los Vinchos, al “ario” Manuel Nuñez, a la “excelsa dama” Consuelo Despradel, al “representante de Dios sobre la tierrra” cadenal López Rodríguez, y a todos sus cristianos y devotos seguidores.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *